LDF prevé un final de nervios de punta

Los resultados del cierre de la jornada ocho y apertura de la nueve crearon el escenario para un desenlace tenso de la fase regular en el torneo Clausura de la Liga Dominicana de Fútbol (LDF).

Si el sábado Cibao FC selló su boleto a la semifinal y Atlántico cumplió los deberes ante un colista que apunta a hacer el peor desempeño de la historia de la liga el domingo fueron San Cristóbal y Delfines quienes dispararon sus opciones de postemporada.

En el Estadio Olímpico Félix Sánchez, un gol de Jairo Jean al minuto 31 en una jugada individual fue toda la anotación que necesitó el Atlético San Cristóbal para imponerse 0-1 al O&M FC y así recuperar la segunda posición con 16 puntos, cuando le restan dos partidos.

El revés, combinado con el triunfo puertoplateño, descartó opción alguna para los universitarios clasificarse, al igual que al Atlético San Francisco, que recesó en la fecha.

En Bayaguana, Delfines del Este logró una victoria 2-0 sobre Jarabacoa FC que lo afianzó en la quinta plaza, respirando en la nuca a un Atlántico, separado solo por un punto y con mejor diferencial de goles.

Juan Vélez, al ’31, abrió la cuenta local y Dayron Mesa sentenció al 86. Con dos partidos pendientes, Delfines aparece como una seria amenaza a las aspiraciones de Atlántico y Vega Real, que solo tienen un choque pendiente. En el otro choque de la jornada, el Atlético Pantoja dejó abiertas las opciones matemáticas al golear a un Moca FC que ve complicársele las opciones.

Luis Espinal puso el primero al ‘22 y el goleador del torneo, el argentino Pablo Marisi, completó un doblete con dianas al ’27 y ’59.

El sábado en Puerto Plata, el Atlántico derrotó 2-0 al Barcelona Atlético, onceno que ha caído en sus ocho compromisos. Desde que la liga fue lanzada en 2015 ningún equipo ha cerrado un torneo sin sumar.

También, Cibao FC se impuso por 2-1 al Atlético Vega Real en El Cóndor, complicando las aspiraciones de los locales.

La jornada 10 presenta el plato fuerte San Cristóbal-Moca, un partido lleno de morbo entre las ciudades con la mayor rivalidad futbolística, con los sureños buscando sellar el boleto y con la oportunidad de descalificar a los cibaeños.


Fuente: Diario Libre

Artículos Relacionados